Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

COLóN


SUPERLIGA - ANALISIS

Domínguez: entre equilibrista y arriesgado



Fecha: 10/02/2018   19:12

Colón derrotó a Newell’s en Rosario por uno a cero con gol de Ortíz, y cortó una racha no sólo de cuatro partidos sin sumar sino de no convertir en el arco contrario; los cambios del entrenador dejaron en evidencia el potencial del Sabalero




Atrás quedó la seguidilla de derrotas que comenzó aquella tarde en Tucumán ante Atlético, siguió con Talleres en Santa Fe y que continuó ante Boca Juniors e Independiente, estos últimos casualmente los mejores del fútbol argentino. Previo al choque copero ante Zamora en Venezuela, el equipo de barrio Centenario se repuso y volvió a mostrar aquellos atributos que le permitieran mantenerse invicto durante gran parte del inicio de esta Superliga Argentina de Fútbol.

 

En la reanudación del campeonato, el Sabalero fue de menos a más, a repasar: contra los de Barros Schelotto contó con varias situaciones para marcar pero no lo hizo, se durmió en defensa y le costó caro y se terminó volviendo a Santa Fe con las manos vacías. Frente al cuadro de Holan mejoró, generó más chances de gol pero otra vez no convirtió y cayó derrotado por un penal en un claro error defensivo, donde todo lo hecho para poder ganar el encuentro se derrumbó ante un foul insólito de Ceballos.

 

Anoche en Rosario el entrenador decidió salir a jugar el primer tiempo con una formación que le diera más equilibrio con tres volantes de contención como lo fueron Ledesma, Fritzler y González. Es que, quizás, la crítica más profunda para este equipo fue que no era ni defensivo ni ofensivo, pero tampoco tenía estabilidad, sobre todo en el centro del terreno de juego. Esto bien se pudo haber debido a que los carrileros no lograban ser eficaces en el retroceso para ayudar a recuperar el balón, pero también a que los volantes centrales, al estar tan solos en la cobertura de espacios y hombres, permitían que la zona del mediocampo fuera de rápida transición, algo que justamente a Talleres, Boca e Independiente los favorece por tener sistemas de golpe por golpe y jugadores veloces.

 

En cierta parte el orientador táctico de Colón logró su cometido, porque su equipo achicaba bien los espacios y logró que el partido fuera chato sin que la Lepra pudiera atacar con claridad: probó por izquierda, probó por derecha y probó por el medio pero siempre el local recaía en tirar centros donde los centrales sabaleros estuvieron sólidos como en los mejores partidos de la era Domínguez. Hubo algún que otro error defensivo pero de todas maneras los rosarinos no pudieron provocar gran peligro en el arco de los santafesinos.

 

Hasta ahí todo marchaba bien para la visita, pero claramente debía empezar a construir en ofensiva y los jugadores que eligió su entrenador no lograban establecer buenas conexiones para llevarle riesgo a la valla de Luciano Pocrnjic, o equivocaban los caminos con ‘pelotazos’ para Correa que estaba solo allá arriba o llegaban a los toques hasta tres cuarta cancha donde se desinflaba el ataque. Por derecha estuvo el tándem compuesto por Ledesma y un Guanca que, insinuó al comienzo del encuentro pero después se pinchó. Por izquierda entre Escobar, González y Chancalay intentaron doblegar a San Román pero siempre estuvieron Sills o Bernardelo para desbaratar dicho circuito y cualquier triangulación que intentaran los hombres de Colón.

 

La primera etapa fue tan aburrida que nadie la extrañó, por lo poco que hizo el Sabalero en ataque y por lo negado que se vio Newell’s Old Boys tras encontrarse con los caminos cerrados. Es por eso que Llop decidió mandar al campo de juego a Torres, un juvenil rápido, intenso y escurridizo. Complicó en dos o tres jugadas a Escobar pero allí estaban Conti y Ortíz para rechazar todo intento tras los desbordes leprosos que además, tenían por eso lado a Brian Sarmiento, quien en muchos pasajes del partido estuvo desaparecido pero que cuando la toca genera riesgos para los rivales. Como aquella jugada en la que burló a Fritzler por derecha y envió un centro que Fontanini no llegó a conectar sobre el segundo palo, o aquella en la que ex Banfield pareció rematar al arco y que Alexander Domínguez sólo vio pasar.

 

Pero el entrenador de Colón vio que la defensa leprosa podía dar ventajas y decidió desprenderse del esquema equilibrado y metió en cancha a Vera por Chancalay y a Bernardi por González. El cordobés empezó enseguida nomás de haber ingresado a complicar por el sector izquierdo, como en aquel centro con pierna zurda para Guanca quien cabeceó al segundo caño cambiando de sentido la trayectoria de pelota y que Pocrnjic con una estupenda volada despejó al córner.

 

Vera no fue a posicionarse en el centro del área sino que estuvo movedizo por todo el frente de ataque, pivoteando y estableciendo nexos entre él y sus compañeros. Llegó un centro de Guanca, ‘cabezazo’ de Conti y nuevamente tapó el guardametas del conjunto rosarino. Colón avisaba y Eduardo Domínguez fue por más: a jugar Alan Ruiz por Correa para mostrar que quería ganar el partido. Puede que el ingreso de Bernardi le haya cambiado la cara al equipo de barrio Centenario, pero también se puede deber a que Guanca empezó a mejorar su despliegue y a entrar más en contacto con la pelota, justamente dos jugadores de los que el técnico espera mucho más.

 

Pasados los treinta minutos del complemento, le llega el esférico a Christian Bernardi, el ex Instituto de Córdoba controla de primera y ante el primer pique, remata con su pierna diestra, rebote en el camino y la pelota se va al tiro de esquina. En ese envío del Torito Guanca, luego de que el sabalero haya advertido en tres ocasiones a Newell´s, llegó un gran ‘frentazo’ de Guillermo Ortíz -surgido en la Lepra- para estampar la diferencia en el marcador, donde al igual que contra Argentinos Juniors, le dio la victoria a Colón.

 

Independientemente de la forma en que el conjunto de barrio Centenario haya convertido, hubo un claro mensaje de su director técnico luego de haber neutralizado al rival con una alineación que mantuvo cierta armonía entre defender, contener y atacar: ir a ganar el partido. Y lo dejó explícito con las sustituciones que introdujo, porque no es lo mismo tener tres 5 más Guanca un tanto más abocado a defender que a atacar, que poner en cancha a Bernardi y Ruiz con un Guanca que procure generar juego.

 

Domínguez le encontró la vuelta al encuentro, como contra Independiente, pero esta vez sus dirigidos fueron eficaces en el área adversaria, no se equivocaron en la propia y así Colón pudo lograr sumar sus primeros tres puntos del año, justo antes de viajar a Venezuela para jugar contra el Zamora en la primera fase de la Copa Sudamericana. Victoria fundamental desde lo anímico porque cortó una mala racha que preocupaba a sus hinchas. Una victoria principalmente del entrenador que fue producto de haber alternado entre equilibrio y la toma de riesgos.



Fuente:  10 de febrero de 2018 (Mauricio Pelletti para Agencia DERF)








SEGUI LEYENDO



     

Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus derf.com.ar | Instagram Instagram
Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados