Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

ECONOMíA Y EMPRESAS


El comercio, tras más de 20 años, supera en trabajo registrado a la industria



Fecha: 08/04/2018   10:12  |  Cantidad de Lecturas: 701

Ya en enero la actividad comercial tenía un stock de trabajadores que superaba el del sector manufacturero, en lo que constituye una tendencia mundial





La generación de empleo en el sector industrial se retrotrae. Semanas atrás, el presidente de una automotriz europea alumbró el camino de lo que parece estar pasando con el empleo industrial. Anunció una millonaria inversión en su planta de la Argentina, pero cuando lo consultaron sobre cuántos empleos crearía fue claro: ninguno. Incluso aclaró que los desembolsos aumentarán la producción fabril y mejorarán la competitividad (a través de la tecnología). Todo servirá para "con menos recursos, fabricar más".


No es una novedad a nivel global que el empleo industrial crezca a un ritmo mucho más lento que el de los servicios. Es una tendencia que se expande. Sin embargo, en el país se discute si el modelo económico impulsado por Mauricio Macri profundizó o no ese proceso. Un dato actualiza el debate: por primera vez en 23 años, el stock de trabajadores registrados en el comercio superó los de la industria. De todos modos, el comercio -sobre todo el minorista- también se reconvierte, como lo demuestra el caso Carrefour.


Según los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) de enero pasado, el comercio tenía 1.189.400 trabajadores, mientras que el sector fabril contaba con la misma cifra (si bien el Ministerio de Trabajo redondeó los números sin explicitar las diferencias, sí estableció que eran más los empleados por el comercio que por la industria). Según la Dirección General de Estudios Macroeconómicos y Estadísticas Laborales, en 1996 cada 1 empleado de comercio había 1,7 industriales. Esa relación pasó a ser 1,3 en 2003; 1,2 en 2007; 1,09 en 2015 y 1,03 en 2017, lo que demuestra que el cambio parece estructural e irreversible. Sin embargo, para varios analistas consultados por LA NACION, la mala performance del empleo industrial en los últimos dos años aceleró ese proceso. Vale aclarar que si se tiene en cuenta el sector informal, según la EPH del Indec, el comercio ya supera la industria como empleador.


Más allá de los rubros del comercio y la industria, el principal empleador de la economía argentina -como ocurre en la mayoría de los países- son los servicios. Si en el tercer trimestre de 2017 había 1.227.992 trabajadores industriales y 1.208.939 en el comercio, había 3.169.870 trabajando en el rubro servicios. Cada un industrial había en 1996 casi 1,6 en servicios. El año pasado esa relación ya se expandía a 2,5.


"Que el empleo en comercio haya superado al de la industria es reflejo de una tendencia global: en la medida en que aumenta el nivel de ingreso de los países, cae el peso relativo del empleo y del producto industrial en la economía", afirmó Lucio Castro, secretario de Transformación Productiva. "Otra tendencia global tiene que ver con la servificación y automatización, que hace que los empleos que antes eran industriales ahora se contabilicen como empleos en servicios", estimó Castro y ejemplificó: "Las actividades de investigación y desarrollo o de marketing, que antes sucedían dentro de la fábrica y contaban como empleo industrial, ahora son servicios que las empresas tercerizan. Esta tendencia es consecuencia de la transformación de la matriz productiva: vamos hacia una industria basada en innovación, calidad y tecnología, con un marcado perfil exportador". El secretario citó como prototipo al sector automotor, que con "inversiones millonarias y reequipamiento de capital se está convirtiendo en un hub de producción y exportación de pick-ups".


"Hay que distinguir entre dos dimensiones, la relativa y la absoluta. En términos relativos, el empleo industrial pierde peso a nivel mundial a manos de los servicios", indicó el sociólogo Daniel Schteingart. "No ocurre lo mismo con el empleo industrial en términos absolutos, que crece a razón de unos cuatro millones de puestos de trabajo al año, mayormente debido a lo que ocurre en países en vías de desarrollo, particularmente asiáticos. Una de las razones detrás del repliegue relativo de la industria en materia de empleo es que se trata de un sector altamente permeable a la mecanización y la automatización". Schteingart indicó que el empleo industrial creció fuerte después de 2001 y llegó a su pico en 2011 en el país. "En los últimos dos años la tendencia al repliegue de la industria en el empleo se consolidó, pero con una diferencia: no solo cae la industria en términos relativos, sino también absolutos", agregó el experto, que dijo que desde 2015 se destruyeron 65.000 empleos industriales.


"El sector industrial dejó de caer en los últimos meses", estimó Diego Coatz, director ejecutivo de la UIA. "Pero en una coyuntura difícil de dos años, el empleo en el comercio, que es más informal, creció y en la industria, sobre todo los intensivos en trabajo, no. La actividad manufacturera paga 40% más y tiene trabajo en blanco", aclaró Coatz, que dijo que lo importante es que "todos crezcan en términos absolutos. Y cerró: "La inversión en capital es compatible con más empleo". El debate sigue abierto.



Fuente:  8 de abril de 2018 (lanacion)








SEGUI LEYENDO



     

Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus derf.com.ar | Instagram Instagram
Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados